Hace ya tiempo que salí de la Universidad de Almería y sigo siendo muy crítico con ella, porque creo firmemente que las posibilidades de una universidad pequeña y tan próxima, especialmente con las posibilidades que la Unión Europea permite, son infinitas. Pero me sorprendo y me maravillo de que hoy día destaque por un proyecto de robótica aplicada desarrollado por gente de menos de 30 años. Mis más sinceras felicitaciones a José Luis Guzmán y Alfredo Sánchez Gimeno, ganadores del premio Unacoma de la Sociedad Europea de Ingenieros Agrónomos por su proyecto Fitorobot.