Pues sí, la web está hecha unos zorros. Todo se debe a una serie de importantes cambios y actualizaciones, algunos a partir de software muuuuy antiguo. Todo está bajo control y los servicios más importantes están listos. El resto, «con pan y con vino».

Si eres de los que tiene un servicio alojado en olea.org y detectas problemas, no dejes de avisarme, por favor.