Visto en El País:

Las empresas telefónicas no están obligadas a ceder a la asociación de productores y editores de música de España (Promusicae) los datos de sus usuarios que realizan descargas de música, según se deduce de una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE.

Sólo faltaba eso.

Con todo el riesgo de la invasión de la privacidad de los ciudadanos continua. Y tras leer el artículo queda meridianamente claro que para ciertos intereses gremiales claro los derechos personales son del todo discutibles.

Sólo nos queda una alternativa: defender nuestros propios derechos.