En un trabajo de investigación sin precedentes he descubierto cómo realmente se inventó el canon de la SGAE: