La ley de Gilder avanza inmutable. Intel hace tiempo que anunció la disponibilidad comercial para 2007 de chips WiMAX integrados. Aunque hay quien calcula que hasta 2008 no alcanzarán las economías de escala veo clarísimo que va a cambiar todavía más nuestra visión del mundo de las telecomunicaciones. Más pistas: el anuncio de Nokia de una terminal WiMAX para 2008, que el primer laboratorio de certificación WiMAX haya sido una empresa andaluza o Almería como campo de pruebas ya desde 2005, e incluso en la ciudad tenemos al menos una empresa que ya provee servicios comerciales (no he sido capaz de encontar un enlace que lo referencie pero he tenido el folleto de la empresa en mis propias manos).

En este momento los visionarios bienintencionados se estarán perdiendo en ensoñaciones sobre grandes redes abiertas y gratuitas. A pesar del discreto escepticismo hay que reconocer que algo de eso hay: WiMAX gratis en el Reino Unido.

La tecnología a nuestras puertas. Aunque son pocos los que se esfuerzan en crear las herramientas para gestionarla con viabilidad.