TomTom y Vodafone están ultimando un sistema para monitorizar el tráfico a través de la cobertura de los teléfonos móviles. Es una idea genial saber aprovechar estas inversiones que apenas necesitan inversiones en software para crear no ya un servicio innovador sino optimizar el funcionamiento de la sociedad a costes marginales.

Lo primero que he pensado es que sería una oportunidad fascinante para gvSIG, el proyecto FLOSS con más futuro en el ámbito de los geodatos. Veremos a ver.