Gracias de nuevo a la organización del CONSOL por contar conmigo en la celebración de 2006. Realmente me siento como en casa. Enormes gracias igualmente a la Universidad Pedagógica Nacional por tener a bien, de nuevo, patrocinar mi viaje.