Hoy me ha llamado un amigo para consultarme por alternativas a Exchange Server sobre Linux. En principio sólo he sabido hablarle de Bynari, GroupWise, que ni siquiera sé si ya corre estable en Linux, OpenExchange y Skyrix. Lo malo es que nunca he tenido la oportunidad de jugar con ninguna de ellas y no sé si todas son realmente alternativas intercambiables o lo son nada más que en las prestaciones. Y para terminar de empeorarlo ninguna de ellas es libre ni sé de una alternativa libre 100% disponible hoy día (hasta donde recuerdo Kolab no es compatible con clientes Outlook ni tiene servidor de calendario y OpenGroupware no tiene una versión estable que recomendar a un cliente).

Pero la parte divertida ha sido el conocer las nuevas tarifas de Microsoft. Al parecer ahora te puedes comprar hoy un lote con Windows Server 2003, Exchange Server 2003 y Sharepoint, con paquetes de licencias de cinco usuarios por aproximadamente 400 EUR. Entre cuatro y cinco veces más barato que hace un año. Ventajas de la competencia ¿No? La pregunta es: ¿cómo van a apañarse ahora los vendedores de distribuciones corporativas de Linux si manejan precios del orden de los 1000 EUR para arriba?

Ya lo dije en otro momento: comenzó el juego duro.